Culhuacán, Barrio Mágico Turístico, Iztapalapa

Los fundadores del antiguo Culhuacán fueron los indígenas colhuas, una etnia nómada  llegada de los territorios del norte.  En el siglo VIII ellos fundaron su capital en las faldas del Cerro de la Estrella y la nombraron como “Culhuacán” que en náhuatl, significa, “lugar de joroba” Los Calhuas, así como también los tepanecas de Azcapotzalco, hicieron imponer su supremacía en todo el Valle de México. En el siglo XIII, los aztecas invadieron Culhuacán y buscando emparentar con las familias nobles de los calhuas, en 1376 ofrecieron un príncipe noble, de nombre Acamapichtli, el cual era descendiente de los toltecas. De tal modo que, el primer emperador azteca fue oriundo de Culhuacán, lo que dio paso a toda una dinastía de reyes aztecas.

En los tiempos de la Colonia, Culhuacán se transformó en un diminuto poblado dedicado a las labores agrícolas en Chinampas. Los productos que estos campesinos cosechaban, eran transportados a la ciudad para venderlos a través del Canal de la Viga. También comercializaban objetos de cerámica y petates. En 1552, cuando Culhuacán contaba con 817 habitantes, los frailes agustinos comenzaron  con la construcción de un monasterio, el cual fue la sede, durante poco más de un siglo, del Seminario de Lenguas. Allí los religiosos españoles aprendían los idiomas de los indígenas para poderlos evangelizar. Uno de los profesores de este Seminario fue Fray Bernardino de Sahagún.

En el siglo XIX, las haciendas de esta zona del país se apoderaron de muchas chinampas y sembradíos.  Por lo anterior, cuando aconteció la Revolución Mexicana,una buena parte de la población se unió a Emiliano Zapata, buscando rescatar tales tierras de Culhuacán.

En los comienzos del siglo XX, Culhuacán todavía era una comunidad rural, con una economía basada en la siembra de chinampas, lo que les proporcionaba flores y hortalizas para vender. Por otra parte, también eran explotadas algunas canteras localizadas en el Cerro del Marqués. Lamentablemente, las últimas chinampas que hubo en este Barrio Mágico, colindante con el Canal de la Viga, fueron perdiéndose poco a poco.

Que visitar en Culhuacán

Sobresale en Culhuacán, el Templo y Convento de San Matías o San Juan Evangelista. Este complejo conventual novohispano, fue edificado sobre un basamento piramidal, entre 1562 y 1569. En tal lugar cursó sus estudios el cronista Fernando de Alva Ixtlixóchitl.  El Templo y Convento de San Matías o San Juan Evangelista tiene un enorme estanque con varias fuentes que evoca a un ojo de agua, en donde se veneraba, en tiempos prehispánicos, al dios Tláloc. También cuenta con hermosas áreas verdes que invitan al descanso y el disfrute del plácido ambiente. El sitio luce además, frescos de corte barroco plateresco, los cuales fueron realizadas por tlacuilos o pintores culhuacanos.

Ahora es tiempo de recomendar el Museo Centro Comunitario Culhuacán. Su inauguración se remonta a 1984. Nos presenta objetos prehispánicos y del virreinato e importante información acerca de los avatares históricos de Culhuacán.  El templo que estaba anexo a este convento, construido en honor de San Juan Bautista, se observa en ruinas, ya que su techo se vino abajo, así como también sus columnas.

En la parte sur de este ex convento, fue construido entre 1880 y 1897 otro templo, pensando como un sustituto del antiguo. Por lo anterior, fue bautizado también como San Juan Bautista. Se trata de un inmueble de una sola nave con grandes ventanales.

Como llegar al Barrio de Culhuacán

Para visitar Culhuacán se pueden utilizar las siguientes vías de acceso. Eje 8 Sur Ermita Iztapalapa, Avenida Tláhuac, Calzada de Tlalpan y el Anillo  Periférico Blvd. Adolfo Ruiz Cortines. En lo que se refiere al transporte público, tenemos disponible la línea 8 del metro, las líneas T, E y Q del trolebús y el tren ligero.

Información relevante acerca de Culhuacán

También aconsejamos visitar la Capilla del Divino Salvador  del Calvario, en cuyo interior se venera al” Señor del Santo Entierro” o a “Jesucristo Muerto”. Esta capilla fue construida a finales del siglo IX y a principios del siglo XX. Y si bien su espacio interior es muy reducido, exhibe muchos lujos y adornos.

Actividades a realizar en Culhuacán

Otros lugares en el Barrio  Mágico Turístico de Culhuacán, que aconsejamos disfrutar son: La Plazuela de la Ancianidad y el Molino de Papel. Este último fue el primero en el continente Americano, y fue construido por los frailes agustinos a finales del año 1576.

Ubicación de Culhuacán, Barrio Mágico Turístico

Comentarios sobre Culhuacán, Barrio Mágico Turístico, Iztapalapa

Publica un comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)


Artículos relacionados con Culhuacán, Barrio Mágico Turístico, Iztapalapa